Se firmaron los acuerdos de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC.

Un nuevo comienzo para el país se refleja con la firma de quienes trabajaron durante meses para unir criterios y fraternalmente devolver la dignidad a millones de colombianos. Barrancabermeja ovacionó con blanco la paz, firmas simbólicas demostraron el apoyo a kilómetros de distancia, siempre pensando en un bien común.

Y es que este inicio hacia la armonía en la convivencia de los colombianos se verá reflejada sobre todo en el agro, población que fue la más atacada por este grupo al margen de la ley.