Niños aprenden a invertir el tiempo aumentando el conocimiento.

El Club de Lectura impulsado por profesionales en la literatura, todos los sábados abre sus puertas para que el mundo de la imaginación recree los mejores cuentos en cada mente de los niños barranqueños.

Los espacios educativos que hoy en día les entregan a los pequeños de la casa, les permiten desarrollar el hábito por la lectura. En este receso escolar, la Biblioteca Alejandro Galvis Galvis, dispuso de una buena técnica para que los estudiantes permanezcan activos aún en su tiempo de descanso.