Mi querido viejo celebra 15 años.

El canto, la danza tradicional y la muestra de cariño hacia una población que sólo desea volver a vivir los años maravillosos tuvo su espacio. Los 15 años fueron para el Centro Mi Querido Viejo el valor de un tiempo dedicado a la recuperación en la autoestima de seres maravillosos sabios y de experiencia que integran un hogar.

Los ritmos modernos no fueron difíciles de seguirles el paso y ellos demostraron que es posible a cualquier edad, vivir con un espíritu joven.