Jornada de aseo en la Esperanza.

Cuando se trata de recuperar un espacio recreativo, no importa el cansancio y menos la temperatura que se registre, solo importa las ganas y el deseo como comunidad de lograr la unidad para todos los integrantes de una familia.

Fue esta jornada la que permitió que la Policía Nacional no sólo llevara a cabo la protección a ellos sino que con escoba en mano regresaban el orden y la limpieza en este tradicional parque. Ellos devolvieron, así como se denomina este sector, la esperanza a todos los vecinos para luego de dejar la limpieza y concentrarse en la diversión de los niños.


La jornada de aseo y limpieza culminó, grandes sacos de maleza fueron dejados para su recolección, pero la enseñanza fue la risa que dejaron los más pequeños en el uso tranquilo de los juegos y el entretenimiento por parte de los uniformados.