Jorge Mercado Anaya…siempre recordado por todo el cuerpo motorizado de Barrancabermeja.

Fue despedido Jorge Mercado Anaya por sus aliados, aprendices, compañeros de aventuras y hasta de discusiones, su tiempo se había cumplido como Comandante del cuerpo motorizado de Barrancabermeja

El tiempo fue el mejor aliado para demostrar de qué estaba hecho. 32 años al frente de un grupo de hombres y mujeres que recibieron instrucciones, consejos, palabras y hasta abrazos para soportar los momentos difíciles.

El sentimiento se percibía en cada mirada, cada gesto de agradecimiento no sólo por ser un guía de tránsito y preocuparse por la movilidad en la ciudad o quizás la protección de los usuarios de la vía, sino por haber sido la persona encargada de trasmitir la enseñanza más valiosa que perdurará no sólo en el tiempo de existencia en cada uno de ellos, sino para la eternidad: la palabra de Dios.

La forma de expresar la gratitud hacia un hombre conforme al corazón de Dios se dio de muchas maneras. La limpieza del lugar generando un ambiente de paz y tranquilidad. Los detalles mínimos que permitieron ambientar el lugar donde sería recibido el más grande de los agentes de tránsito.

La música que llenó los corazones de esperanza y fe impartida por este caballero de tez morena. Los regalos que no sorprendieron al homenajeado, al contrario, lo comprometieron a seguir sembrando esa semilla en el cuerpo motorizado y a todos los barranqueños que se crucen en su camino…

Todos en un sólo espíritu y a una sola voz, dieron las gracias al compartir sus experiencias, su sonrisa, su legado…enseñanzas que no sólo lograron impactar sus vidas sino la de todo un comportamiento laboral ante una ciudadanía que con algunos reproches por las sanciones impuestas por malas conductas entendieron que a través de la “pausita”, respirar lentamente y mantener la calma, recibían más para su formación personal y dejaban la buena imagen ante la ciudadanía de lo aprendido por un hombre llamado Jorge Mercado Anaya….

Su lugar de trabajo sigue intacto para el momento en que decida regresar, será siempre bienvenido en la ITTB y más aún en la guardia, donde aún quedan sus discípulos esperando recibir las buenas nuevas de salvación…


Jorge Mercado Anaya…siempre recordado por todo el cuerpo motorizado de Barrancabermeja.