Indispensable que los barranqueños atiendan el llamado sobre el uso adecuado de la pólvora.

Desde el más sencillo de los juegos pirotécnicos hasta el más ruidoso de ellos, sólo se busca que en Barrancabermeja la fiesta de navidad sea una celebración lejos de las visitas a los centros hospitalarios por quemaduras.

La venta sobre su uso no fue prohibida en la ciudad pero si se hace restringida a los menores de edad. Quienes expenden la pólvora en la ciudad explican el porqué de tal medida.