Estudiantes de preescolar de la Escuela Antonia Santos clausuraron su año escolar.

La culminación para los grados en nivel preescolar permite que el cuerpo de docentes refleje la ternura y la facilidad en el aprendizaje de quienes inician el recorrido de la vida a través de puestas en escena.

Los niños en esta etapa inicial demuestran mayor capacidad para aprender, por ello las actividades lúdicas refuerzan todas sus aptitudes las cuales fueron estimuladas en este fin de año académico. Despedir una de las etapas formativas en la primera infancia hace que las ilusiones tanto en padres como en estudiantes comiencen a notarse en una nueva historia que comienza a escribirse.

Estudiantes de preescolar de la escuela Antonia Aantos clausuraron su año escolar entendiendo que las oportunidades apenas comienzan y que la amistad prevalece a pesar de los días en los que no se verán.