Centro Comercial La Playita.

Esta iniciativa de reubicación para más de 100 vendedores informales logró el compromiso de estos barranqueños de incluirse en el cambio de actitud para la construcción de una ciudad organizada menos informal y con expectativas que les permitan avanzar hacia el desarrollo de sus ideas productivas.

Dejaron la vida laboral informal para pasar a un nivel productivo sobre condiciones que a ellos les permita convertirse en microempresarios.