Alcalde solicita control estricto a manejo de residuos sólidos de Rediba.

Ante la asamblea ordinaria de la Corporación Autónoma de Santander –CAS- el alcalde municipal Darío Echeverri Serrano dejó claro que la situación que vive la ciudad frente a la disposición final de residuos sólidos es responsabilidad de la CAS y los funcionarios de anteriores administraciones que decidieron conceder al municipio la licencia para la operación de un relleno sanitario o de una celda transitoria en un predio en la vereda Patio Bonito un terreno ubicado dentro del Distrito de Manejo Integral de la Ciénaga San Silvestre.

Reiteró la necesidad de “tener a un funcionario las 24 horas del día ejerciendo un control estricto sobre la disposición final de los residuos sólidos que hace Rediba en su relleno sanitario”. Solicitó además “la implementación de un monitoreo permanente –de periodicidad mensual- sobre la ciénaga San Silvestre y su afluente El Zarzal, que permita verificar si a estos cuerpos de agua están llegando lixiviados”.


En la Asamblea participan 75 alcaldes del departamento y por ello el mandatario de los barranqueños solicitó la intervención del gobernador Didier Tavera Amado, para que se realice un control estricto al manejo ambiental que hace Rediba