Samy Ariza y su legado

Por: Luz María Rodríguez López

Samy Ariza junior heredo de su padre la actitud a la hora de interpretar el acordeón; en su turno en la tarima demostró el ímpetu que trae en la sangre para exponer y dejar en el tablado su impecable presentación con sus acompañantes cajeros, guacharaquero y cantante.

El orgulloso padre mostro sus emociones durante la presentación de Samy junior y aunque sabe que este camino de la música no es fácil, le entrega sus secretos para que continúe con su legado.

Por ahora tanto padre como hijo continuaran con la terea de seguir dejando el legado en las nuevas generaciones a través de la escuela vallenata que tienen, y como lo manifiestan ellos “Dios nos dio un don a nosotros los músicos para interpretar estos instrumentos, para darle alegría a la gente y así lo seguiremos haciendo”