El juego: una actividad irremplazable que desarrolla la capacidad de aprendizaje del niño

Por: Luz María Rodríguez López

Compartir como padres con nuestros hijos a través del juego es ayudarlos a crecer, tanto es así, que jugar es un medio de expresión y de maduración en el plano físico, cognitivo, psicológico y social.

En definitiva, aparte del placer de la diversión y el entretenimiento para los niños y niñas el juego es una actividad irremplazable que ayuda a desarrollar la capacidad de aprendizaje del niño.

Los padres debemos asumir un rol participativo e impulsor de cualquier actividad lúdica, de modo que enseñemos a nuestros hijos a conocer lo que les rodea y a desarrollarse de un modo sano y feliz.