19 años de la masacre del 16 de mayo.

Nuevamente en la Plazoleta de Telecom se llevó a cabo la galería fotográfica no sólo de 32 personas que ya no se encuentran cerca de sus familiares sino de todas aquellas víctimas del conflicto armado en el país.

Sus rostros siguen vigentes pese a la desaparición hace 19 años, su recuerdo no desaparece porque son sangre de su sangre y sólo basta para aquellos que quedaron aún con vida, haya claridad sobre este trágico hecho.

Aún sus voces se escuchan entrecortadas, la tristeza que embarga sus vidas por no saber de sus familiares, evidencia el dolor que dejó una masacre que anunciaba la desaparición de 25 personas y 7 más perdieron la vida hacia el año de 1998 en una cancha de fútbol del barrio El Campin.

A pesar de haber sido invitado como grupo de víctimas en la mesa de negociación de la Habana Cuba, Jaime Peña, aún espera el verdadero desenlace de esta historia con un final feliz… sabe que a su hijo no lo volverá a tener en sus brazos, pero trabaja fuertemente para que la historia no se repita y la impunidad no prevalezca.