El uso de la bicicleta favorece nuestra salud y el medio ambiente.

La comodidad y economía son representadas en este medio de transporte, es liviano, fácil de maniobrar, seguro y además representa diversión.

La bicicleta es uno de los vehículos que por su esfuerzo muscular permite que especialmente las piernas estén ejercitadas generando así una disciplina deportiva.

La protección al medio ambiente es uno de los factores por los cuales profesionales en esta materia patrocinan el uso de la bicicleta en la ciudad pese a las altas temperaturas que se registran.
De la mano con el ente regulador de la movilidad, se viene trabajando para que los ciudadanos tengan la oportunidad de contar con el día de la bicicleta.

De esta manera, la secretaría de medio ambiente continúa con su misión de proteger y resguardar los recursos naturales por ello adelanta campañas, que en esta oportunidad, benefician a la comunidad con el uso de la bicicleta pero a su vez esta iniciativa permite que el grado de contaminación disminuya considerablemente.