Acate estas recomendaciones sobre cómo actuar ante una tormenta.

Ante los intempestivos cambios climáticos que de un intenso verano paso a tormentas con fuertes vientos en la región, la Administración Municipal a través del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, da a conocer las recomendaciones hechas por la Electrificadora de Santander, Essa,  a la comunidad sobre cómo actuar ante una tormenta para evitar riesgos por electrocución.

En primera instancia, se  debe evitar hablar por teléfono fijo o celular si lo está cargando, no mirar televisión ni utilizar aparatos eléctricos como computadores y por ningún motivo tener contacto con circuitos eléctricos como alambres, cables, el agua, y las superficies metálicas. Esperar a que la tormenta se calme para salir de la vivienda, hasta que hayan transcurrido unos 30 minutos.

Se recomienda tener en cuenta que si la tormenta lo atrapa en la intemperie, nunca se debe resguardar bajo un árbol. Si está conduciendo en medio de la lluvia evite tocar las partes metálicas del interior del automóvil, como las manijas de las puertas o los botones de la radio.

Roberto Bernal Jiménez, coordinador Operativo del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, hizo otras recomendaciones a tener en cuenta, “si se llega a ir la energía eléctrica es muy recomendable desconectar los electrodomésticos y tenerles estabilizador a supresor de pico. Es recomendable esperar unos 10 minutos desde que haya llegado la energía para que los transformadores y contadores regulen la energía. Es importante desconectar una vez inicie la tormenta, tomando precauciones, la entrada de señal de televisión desconectarla porque por ahí puede venir la descarga de un rayo. Es prudente no usar velas si se llega a ir el fluido eléctrico, es mejor tener linternas a la mano. También estar atentos a la información de los organismos de socorro”

Es importante atender los reportes meteorológicos, los cielos oscurecidos, relámpagos o vientos más fuertes indican que una tormenta se aproxima. Evite lavar platos, ropa y ducharse mientras esta se presenta, pues las tuberías de agua son excelentes conductores eléctricos.

Por último, en caso de registrarse fallas que afecten la prestación del servicio de energía eléctrica, o se evidencien daños en la infraestructura como caída de postes o cables, se debe llamar a la línea 115 donde inmediatamente asignarán a su requerimiento a una cuadrilla para que se desplace a atender la solicitud.

Con estas recomendaciones es posible minimizar los riesgos en la comunidad en caso que se presenten fuertes lluvias, porque se han registrado hechos fatales por no saber actuar ante una tormenta.